Bogotá
Lun-Vie 8:00am - 5:00pm

Combustibles líquidos, un sector en crecimiento y transformación

Ratings
(0)

El mayor dinamismo económico, el regreso a la presencialidad en las ciudades, la preferencia por el vehículo particular luego de la pandemia, la mayor congestión vehicular, el crecimiento del parque automotor, la reactivación del turismo y el transporte aéreo fueron factores determinantes en el crecimiento del consumo de combustibles líquidos en Colombia en 2022; recordemos que aumentó 14% y alcanzó los 345 mil barriles día (KBD).

La expectativa es que, aún con una mayor penetración de la movilidad eléctrica (12% de las ventas anuales de vehículos), la participación de automotores convencionales a gasolina y diésel continúe siendo alta en 2032, alrededor del 90%. De acuerdo con el informe de la ACP ‘Mercado de combustibles líquidos en Colombia en un contexto de transición energética’, el consumo de combustibles líquidos continuará creciendo alrededor de 2,5% anual en la próxima década.

Los agentes de la cadena esperan que, de forma desagregada, la demanda de gasolina aumente 3% en 2023 y 2% en los siguientes años. En el caso del diésel, el crecimiento anual promedio sería del 2% a partir de 2023, y en el jet del 4%. Estos incrementos en el consumo están relacionados con el crecimiento económico del país, el crecimiento esperado en el transporte aéreo, la expectativa de expansión del parque automotor y el aumento del transporte terrestre de carga; pero ralentizados en función de la mayor eficiencia de los vehículos y de la diversificación energética.

Si bien el incremento de consumo de combustibles esperado para 2023 es inferior a los observados en 2021 y 2022, se trata de crecimientos de demanda similares al ritmo que se tenía antes de la pandemia. En ese sentido, hay una oportunidad para que el sector de combustibles líquidos continúe expandiendo su capacidad de atender las necesidades de consumo de los colombianos, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono de sus operaciones y superando los desafíos de la movilidad sostenible y la transición energética.

En ese proceso de transición, el sector ha avanzado a buen ritmo inicialmente con el programa nacional de mezcla de las gasolinas y el diésel con etanol y biodiesel, y más recientemente con el desarrollo de biocombustibles avanzados y con proyectos de generación solar en plantas de abasto y estaciones de servicio, sistemas de almacenamiento de energía, instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos, estaciones de gas vehicular, investigaciones en hidrógeno, pilotos de mezclas voluntarias de biodiesel y aditivación para mejorar la calidad de los combustibles a productos de mayor rendimiento y menores emisiones, entre otros logros. Entre las acciones de transición energética en la movilidad se destaca, especialmente, la oportunidad de contribuir a corto plazo a la reducción de emisiones, sin costos fiscales ni inversiones adicionales, aumentando del 4% al 10% el contenido de etanol de las gasolinas.

Para atender todas estas necesidades de consumo de los colombianos, mejorar la confiabilidad y la calidad del servicio de suministro de combustibles, y trabajar en los retos de la transición energética en la movilidad, los agentes de la cadena de distribución tienen programadas para este año inversiones en el país por 3,3 billones de pesos.

#CombustibleQueNosMueve

CONTÁCTENOS

Carrera 7 No. 73 – 47 Piso 12
Bogotá, D.C. - Colombia

WhatsApp

logo acp nombre web footer