Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
blog podemos estar tranquilos con la calidad y cantidad del combustible que consumimos en colombia
Crédito: Cantida y Calidad

¿Podemos estar tranquilos con la calidad y cantidad del combustible que consumimos en Colombia?

¿Alguna vez te has preguntado si el combustible que compras en una estación de servicio es bueno y si te venden la cantidad por la que estás pagando? ¡Es hora de hacerlo! Como consumidores tenemos el derecho y el deber de conocer cómo se garantiza la seguridad, la calidad y la cantidad del combustible con el que tanqueamos nuestros vehículos.

La buena noticia es que en Colombia contamos con una regulación estricta que nos permite estar tranquilos a la hora de ir a las estaciones de servicio de todo el país. Pero empecemos por recordar que, a lo largo de la cadena de distribución de combustibles líquidos, desde la refinación e importación, pasando por el transporte, el almacenamiento y mezcla con biocombustibles en plantas mayoristas, hasta su distribución final en estaciones de servicio de los minoristas, los diferentes agentes se encargan de cumplir la reglamentación técnica vigente y de implementar buenas prácticas con el fin de asegurar continuidad y calidad en la prestación del servicio en todo el país.

Es decir que cada uno de estos agentes se encargan de asegurar a los consumidores un suministro continuo e ininterrumpido de gasolina y diésel, cumpliendo estándares de seguridad y calidad, y garantizando precisión en la cantidad del combustible que venden.

Seguridad

La seguridad de la operación en plantas mayoristas y en estaciones de servicio se brinda mediante el cumplimiento del reglamento técnico vigente expedido por el Ministerio de Minas y Energía, que establece los requisitos mínimos que deben cumplir los tanques, tuberías y demás equipos instalados para reducir el riesgo de derrames y accidentes.

Calidad

En cuanto a la calidad de los combustibles, el control se basa en el chequeo y seguimiento de sus propiedades a lo largo de la cadena.

El refinador, los productores de biocombustibles y los importadores certifican el cumplimiento de los parámetros establecidos por los Ministerios de Minas y Energía y de Ambiente. Estos estándares buscan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar el rendimiento de los motores.

El transportador por poliducto chequea la densidad, el punto de destilación y de chispa de los combustibles que entregan a las plantas mayoristas. Luego, los distribuidores mayoristas realizan pruebas de control del contenido de biocombustible y agua, y añaden aditivos para mejorar el desempeño de los vehículos. Y los distribuidores minoristas en las estaciones de servicio preservan la calidad del combustible, verificando su apariencia y color.

Cantidad

La cantidad de combustible vendido a los consumidores en las estaciones de servicio está garantizada gracias al control metrológico que efectúa la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Es decir, que todos los surtidores, dispensadores o medidores de los combustibles que se venden en las estaciones de servicio deben cumplir el reglamento expedido por la Superintendencia de Industria y Comercio, que exige una precisión en la medición o un error máximo permisible del 0,5%.

Estos cuatro aspectos nos garantizan que el combustible que nos venden es la cantidad adecuada:

1. Organismos Autorizados de Verificación Metrológica (OAVM), designados por la SIC, realizan estrictas pruebas administrativas y técnicas a cada medidor, utilizando recipientes certificados por el Instituto Nacional de Metrología (INM).

Es decir, ¡no cualquiera de nosotros puede ir con una botella de gaseosa a medir la cantidad!

2. Como resultado del chequeo, los Organismos Autorizados de Verificación Metrológica adhieren al surtidor la etiqueta de conformidad, la cual tiene una vigencia de 12 meses. Así, los surtidores son verificados por lo menos una vez al año.

3. Para mayor control, los OAVM instalan precintos de seguridad para evitar cualquier tipo de manipulación o alteración de los equipos después de cada verificación.

4. Adicionalmente, los consumidores podemos solicitar una prueba de chequeo del medidor. Este procedimiento lo hace personal capacitado de la estación utilizando recipientes de 5 galones certificados por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC) o por el Instituto Nacional de Metrología (INM).”

Esperamos que el blog #CombustibleQueNosMueve te ayude a resolver dudas. ¡Compártelo con amigos y familiares!

webmasteracp

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín ACP

Noticias, informes, eventos, toda la información del gremio del petróleo y gas en su correo